También el cerebro es un poema

“El Jardín de la Neurología brinda al espectador espectáculos cautivadores y emociones artísticas incomparables. En él hallaron, al fin, mis instintos artísticos plena satisfacción. Como entomólogo a caza de mariposas de vistosos matices, mi atención perseguía, en el vergel de la sustancia gris, células de formas delicadas y elegantes, las misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecería algún día el secreto de la vida mental”

Santiago Ramón y Cajal, médico español premio Nobel de medicina 1906.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué historias contarán mis huesos? Sobre una charla de antropología física en Sonora

Cinco libros de viajes al Sonora decimonónico

Raquel Padilla Ramos y la supervivencia de los yaquis