sábado, 31 de enero de 2015

Parques de bolsillo




Las amigas buscamos un lugar para beber el café que corone la tarde compartida en Coyoacán. Caminamos como quien busca ganarle al tiempo, como si pudiéramos decidir: “ya encontramos nuestro sitio, ahora sí, que anochezca”. Y llegamos al dichoso café y encontramos que a su costado ha brotado un parque de bolsillo. Los parques de bolsillo son vialidades disidentes, calles que se rehúsan a serlo, baldíos que quieren ser amados. Irrumpen y se entregan en los sitios menos pensados de la ciudad. Chiquitos pero, ¡ay!, en multitud, podrían conquistar el espacio y segregar a los automovilistas.

Y nosotras nos instalamos en nuestro parque de bolsillo y bebemos nuestro momento que humea y huele a certeza, y quisiera llevarme la tarde y el café, y las amigas y el parque de bolsillo en el bolsillo.

2 comentarios:

¿Qué historias contarán mis huesos? Sobre una charla de antropología física en Sonora

  Osamenta de "Oqui Ochoa". Fotografía proporcionada por el INAH-Sonora. Patricia Hernández Espinoza va a contarno...