Ir al contenido principal

Redes sociales para salvar a México




Foto: Manuel Larios

Por Alejandra Meza

Para el periodista Jaime Avilés (La Jornada), el uso de “teléfonos inteligentes” sumado a una percepción realista y a los deseos de cambio, es la clave que este 2012 logrará, en manos de los jóvenes, el progreso real de México.

En su conferencia “2012: Medios de comunicación vs. Redes sociales (Universidad de Sonora, 23 de mayo 2012), el columnista hizo un recuento de cómo las televisoras llegaron a ser las que hoy día gobiernan al país, y sugirió a las redes sociales como herramientas con las cuales los mexicanos pueden vencer el poder que ostenta la “caja idiota”.
Foto: Manuel Larios


La “primavera mexicana”, dijo en alusión al movimiento suscitado el año pasado en Medio Oriente, tuvo su parteaguas el pasado 11 de mayo, cuando el abucheo del que fue objeto el candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana, fue difundido y defendido en las redes sociales por los mismos universitarios, muy a pesar de las televisoras.

Avilés, autor de la columna “Desfiladero”, aseveró que el periodismo autoreferencial que se hacía en las redes sociales hace poco, y que consistía en compartir fotos e historias de la vida cotidiana, ha sido desplazado por voces que se han dado cuenta que a través de medios como Twitter pueden conformarse mayorías en favor de la justicia social y la democracia.

Televisa no tiene tantos camarógrafos como teléfonos con cámara había en el evento de la Ibero, enfatizó el periodista. Ciudadanos informados y conscientes, con necesidad de un cambio en su país, armados con tecnología y conectados en redes sociales, equivalen hoy día a televisoras individuales con un impacto social imparable. Estas nuevas televisoras no tienen guiones ni obedecen a intereses económicos, tienen el poder de formarse opiniones y compartirlas sin sesgo, bajo su propio criterio.

Foto: Manuel Larios
Los movimientos sociales pro-democracia más recientes a nivel internacional (como los anti-dictaduras de Túnez y Egipto, como los “Indignados” en España y los universitarios en Chile) han nacido y sobrevivido a partir de las redes sociales. En México se ven los primeros brotes con marchas de repudio contra el sesgo informativo de las televisoras en las campañas electorales a efectuarse este próximo julio primero.

Lo sugiere Jaime Avilés, y se antoja que así ocurra en el proceso electoral: Los mexicanos, con la voz y la organización que permiten las redes sociales, estamos ante la oportunidad de recuperar nuestros recursos del dominio de unos cuantos. Y entonces no habrá poder televisivo que lo impida.




Ver también:
Los universitarios mexicanos se rebelan contra “la democracia de telenovela”

Comentarios

  1. Sin duda son una gran herramienta las nuevas medios de comunicación que ofrece el internet, no solo las redes sociales, si no creo que aún más importante: el acceso a información por muchos canales, de manera independiente, en sí de manera libre e imparcial. Si algo tiene, al menos hasta hoy en día el internet, es precisamente eso, de que es un medio libre, donde no parece haber monopolios ni dominio privado. Al contrario de las televisoras y muchos medios impresos también.

    No cualquiera puede meterse a una televisora, radio o periódico y expresar sus ideas o descubrimientos, pero si cualquier cibernauta puede exponer sus opiniones, evidencias, etc. Por ello también hay que saber que todas las fuentes no son fiables por lo que es bueno comparar información y fuentes. Por lo que concluyo que no importa que tan desarrollado o poco desarrollado este un país tecnológicamente, lo que verdaderamente hace a una sociedad sana, civilizada y moderna es su cultura, su evolución historica individual, su capacidad de recordar de donde viene y adonde va. Sin duda sirve la fiebre mundial de cambio y paz ayuda al entorno pero cada pueblo tiene sus heridas y demandan curas especificas locales. No importa si es con libros o con computadoras, la cultura detrás de los medios es lo que trasciende las mentes y los corazones de la gente pienso. Las redes sociales son como los cuadernos: se puede escribir cualquier tonteria, pero también un gran pensamiento, una gran logro o descubrimiento. Todo depende de que clase de individuos los operen, la historia y entorno en el que estan inmersos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Así es Dany! el usar las redes sociales y unirse/crear movimientos de lucha a través de ellas no es suficiente para lograr un cambio si antes no hay esa evolución individual en los niveles cultural y social. Ojalá nos toque vivirlo ;) saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué historias contarán mis huesos? Sobre una charla de antropología física en Sonora

“O sea, ¿pero de qué vive un artista, pues?”

También publicado en Crónicasonora.com
Poco menos que una intrusa, me instalo en el estudio 3 del área de danza de la Licenciatura en Artes Escénicas, en la Universidad de Sonora. Me ha traído la curiosidad de ver cómo se forma un artista. Los alumnos del cuarto semestre que cursan Técnica de Danza Contemporánea están sobre la duela y yo en aquel espejo al otro lado del salón, anclada a una silla que me certifica como oyente. A pocos metros están los escenarios de formación de profesiones mejor posicionadas en el imaginario del éxito: los nutriólogos, los ingenieros, los mercadólogos. Y quizá en algún punto más lejano de esta ciudad-desierto alguien pregunta, como hace unas semanas una amiga a mí, “¿en qué trabaja un licenciado en artes?, O sea, ¿pero de qué vive un artista, pues?”

A mí que me lleva siempre la mente, me encanta ver a los chicos que son con el cuerpo. Con él exploran, con él operan y activan. La mente para producir imágenes que les ayuden a alcanzar las posturas deseadas…

La Pintada, Sonora

Hace varios cientos de años, cuando los españoles merodeaban lo que hoy es Sonora pero aún no ocurría la conquista, los antepasados de los Seris eligieron el cañón de La Pintada como lugar de refugio y aprovisionamiento. Sobre los muros rocosos tatuaron imágenes que hoy nos dan una noción de lo que fueron su cotidianeidad y su cosmovisión.La ocupación española arrancó a los indígenas de La Pintada para aglutinarlos en otras zonas de la entidad, pero las paredes naturales de esta reserva atesoran el espíritu de una de las últimas etnias que se resistieran al dominio extranjero.Ubicado 50 km al sur de Hermosillo, La Pintada es el sitio arqueológico más cercano a la capital y tal vez uno de los más importantes del noroeste, pero, curiosamente, el gobierno no ha aprovechado su gran potencial turístico-cultural.Por eso, a falta de una infraestructura adecuada para visitantes, quienes hemos tenido la fortuna de ir, hemos tenido que subir por un camino angosto y empinado, sortear ramas y aco…