Ir al contenido principal

La Orquesta Filarmónica de Sonora (OFS): trazar rutas con la música



Dos científicas sociales en formación se apropian de un par de butacas a fin de disfrutar el concierto de apertura de temporada de la Orquesta Filarmónica de Sonora (OFS). Se saben neófitas en la materia, es su primera vez y (posiblemente) están nerviosas.
Al silencio que precede a la música le precede el ruido. Los murmullos llenan la sala y también las mentes de las novatas a manera de preguntas: ¿quiénes son todas estas personas aquí sentadas? ¿cuál su rango de edad y su nivel de estudios? ¿cuál la media de ingresos y los motivos de estar aquí? ¿qué pasa en los cuerpos y mentes de aquellos sujetos en el escenario, mientras ensayan y cuando tocan sus instrumentos?
Entra el director artístico, se hacen el silencio y la música. Nadie habla ya, escuchan, pero es posible que persistan las preguntas en la mente de las investigadoras: ¿qué porcentaje del público está escuchando la música? ¿cuántos la sienten? ¿cuántos la piensan? ¿cuántos se relajan al grado de conciliar al sueño? ¿cuántos lloran de emoción y cuántos sacuden la pierna de forma compulsiva deseando marcharse?
Es verdad que pieza a pieza, la orquesta va trazando rutas de viajes que cada escucha emprende a su manera. La soprano Eugenia Garza es la cereza del pastel: ha venido por invitación de la Fundación Lírica de Hermosillo, que presiden Rosa María Robles Linares y Héctor Acosta, y ha cerrado interpretando, tras un repertorio clásico, Contigo en la distancia.
No sé qué ha pasado con las científicas, en qué porcentaje han sentido, pensado, escuchado a la orquesta, pero sí que es muy probable que la música las haya transportado a uno o varios sitios.
Asegura Christian Gohmer, director artístico de la orquesta, que los conciertos gratuitos de la agrupación son una oportunidad para que el público conozca algo nuevo y que no se necesita de conocimientos previos sobre música, sino las ganas de escuchar:
“No es una situación demasiado formal ni de protocolo o a la que haya que ir de gala, sino que es algo para ir a disfrutar”.

La próxima presentación de la OFS es el día 12 de marzo a las 20:00 horas en el Teatro de la Ciudad de la Casa de la Cultura, en Hermosillo, y así cada dos jueves hasta el 25 de junio, que culmina la primera temporada de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué historias contarán mis huesos? Sobre una charla de antropología física en Sonora

“O sea, ¿pero de qué vive un artista, pues?”

También publicado en Crónicasonora.com
Poco menos que una intrusa, me instalo en el estudio 3 del área de danza de la Licenciatura en Artes Escénicas, en la Universidad de Sonora. Me ha traído la curiosidad de ver cómo se forma un artista. Los alumnos del cuarto semestre que cursan Técnica de Danza Contemporánea están sobre la duela y yo en aquel espejo al otro lado del salón, anclada a una silla que me certifica como oyente. A pocos metros están los escenarios de formación de profesiones mejor posicionadas en el imaginario del éxito: los nutriólogos, los ingenieros, los mercadólogos. Y quizá en algún punto más lejano de esta ciudad-desierto alguien pregunta, como hace unas semanas una amiga a mí, “¿en qué trabaja un licenciado en artes?, O sea, ¿pero de qué vive un artista, pues?”

A mí que me lleva siempre la mente, me encanta ver a los chicos que son con el cuerpo. Con él exploran, con él operan y activan. La mente para producir imágenes que les ayuden a alcanzar las posturas deseadas…

La Pintada, Sonora

Hace varios cientos de años, cuando los españoles merodeaban lo que hoy es Sonora pero aún no ocurría la conquista, los antepasados de los Seris eligieron el cañón de La Pintada como lugar de refugio y aprovisionamiento. Sobre los muros rocosos tatuaron imágenes que hoy nos dan una noción de lo que fueron su cotidianeidad y su cosmovisión.La ocupación española arrancó a los indígenas de La Pintada para aglutinarlos en otras zonas de la entidad, pero las paredes naturales de esta reserva atesoran el espíritu de una de las últimas etnias que se resistieran al dominio extranjero.Ubicado 50 km al sur de Hermosillo, La Pintada es el sitio arqueológico más cercano a la capital y tal vez uno de los más importantes del noroeste, pero, curiosamente, el gobierno no ha aprovechado su gran potencial turístico-cultural.Por eso, a falta de una infraestructura adecuada para visitantes, quienes hemos tenido la fortuna de ir, hemos tenido que subir por un camino angosto y empinado, sortear ramas y aco…