Ir al contenido principal

Lo que los memes cuentan sobre la ciudad...



La ciudad como escenario pero también como propulsora de realidades locales y globales. El ethos o espíritu de ciudad como el resumen de las subjetividades y objetividades a partir de los cuales se construyen identidades y se impulsa el orgullo y el sentido de pertenencia. Facebook como terreno simbólico donde se disputa la hegemonía de los espíritus de ciudad, los memes como artefactos que permiten observar las creencias compartidas al respecto. Ésa es la ruta que traza Ana Gabriela Rodríguez Pérez en su trabajo Memes y Ethos de ciudad en Hermosillo: un acercamiento desde la teoría integral, presentado en modalidad ponencia hace unos días en el III Encuentro Internacional sobre Comunicación, Frontera y Movimientos Emergentes, efectuado en la Universidad de Sonora.

Tú que estás leyendo esto, seguro sabes lo que es un meme de Internet porque posiblemente todos los días ves decenas de ellos. De acuerdo a Gaby, el meme de Internet es una unidad de información (concepto, creencia, idea) que se replica en forma de enlace, video, imagen o frase, de forma horizontal, como un virus (rápida y aceleradamente). La forma no es tan relevante como lo es el contexto social en el que se filtra.

Pienso ahora mismo en mis grupos de Whatsapp y –si me atengo a los memes que ahí circulan- vislumbro el espíritu que habita en al menos tres de ellos: el del martirio académico, el de los órganos sexuales parodiados y el del humor simple.

Pero volviendo al texto en cuestión, lo que hasta ahora Gaby Rodríguez ha encontrado al analizar memes que circulan en Facebook es que en la capital sonorense existen varios espíritus de ciudad, y al menos dos de éstos emergieron en su análisis.

El primer ethos detectado es el que resalta el valor de la adaptación y conquista del desierto como uno de los más importantes en la conformación identitaria invididual y social de Hermosillo. Entre los memes analizados para llegar a esa conclusión, el primero se titula “Mientras tanto en Hermosillo”, y consiste en el montaje de la fotografía de un chico que, con el cuerpo envuelto en llamas, corre ante la vista de algunos que lo observan con parsimonia. En la parte inferior una leyenda dice: “Ay vengo, voy a la tienda”, dando a entender que el sujeto, pese  la inclemencia del sol, cumple con su misión de ir a buscar víveres.

El segundo ejemplo es un dibujo donde aparece un tipo que, a pesar de estar en el infierno, se encuentra recostado de forma plácida, ante la vista de dos escépticos chamucos que dialogan:
-(¿)y este wey qué(?)
-Es de Hermosillo, dice que el clima está al fregazo.

El tercer meme que ensalza la tolerancia a las altas temperaturas como valor fundamental de la identidad hermosillense consiste en la imagen de una mano con guante sobre el volante y lleva por título: “Así se maneja en Hermosillo”.

Rodríguez Pérez subraya que el calor se ha convertido en un rasgo característico de nuestra ciudad y, por ello, la resistencia a éste es un elemento para la construcción del sentido de pertenencia de sus habitantes. Es así que el hecho de ser un conquistador del desierto, distingue al hermosillense de quienes no resisten a las altas temperaturas, aquellos que no han vivido la experiencia de salir a la tienda cuando el sol arrecia o quemarse las manos al conducir.

“Tanto la figura 2 (“Mientras tanto en Hermosillo”) como la figura 4 (“Así se maneja en Hermosillo”), nos ayudan a acercarnos al entendimiento del privilegio del automóvil privado como medio de transporte en una ciudad como la nuestra. En donde los gobiernos municipales y estatales promueven la pavimentación y  construcción de calles y avenidas sin banquetas o puentes peatonales, es decir, una ciudad para el automóvil (Véase programas: Hermosillo Te quiero Limpio, Ordenado y Moderno; así como Todo Pavimentado) en la que, en los últimos años, los pasos a desnivel y distribuidores viales se han constituido como un elemento más en el paisaje urbano a partir del cual el gobierno busca generar orgullo ciudadano y un ethos dominante de ciudad alejado de las líneas y estados más básicos de desarrollo”, señala en uno de los apartados de su ponencia.

Por otra parte, un segundo ethos de ciudad detectado en los memes analizados por Rodríguez, es el que promueve la rivalidad social históricamente construida entre el sur y el centro de la entidad (Sonora) -particularmente entre Hermosillo y Ciudad Obregón”.

Se trata de una imagen basada en una escena de Los Simpson y titulada “Vícam 2014”, donde los habitantes de Springfield se aíslan del mundo con una cúpula de cristal para protegerse de la contaminación y que la autora interpreta así:

“A través de la leyenda Vicam 2014, se apropia un hecho animado y fantástico, para expresar lo que podría suceder si (persiste) el bloqueo carretero que protagonizan indígenas de la etnia Yaqui en el Sur del estado puesto que de esta manera buscan eliminar el acueducto independencia que lleva agua de una presa ubicada en territorio Yaqui a la ciudad de Hermosillo”.

Si bien Vícam, explica la autora, no pertenece a Ciudad Obregón sino a Guaymas, en el imaginario mediático y colectivo se asocia con aquélla debido a que es uno de los 8 pueblos yaquis. Este meme no solo refuerza el elemento identitario de Hermosillo como ciudad que se disputa con Ciudad Obregón la primacía en el Estado, sino que simboliza la línea que separa a los indígenas de los no indígenas, la naturaleza del progreso: valores que van “de lo premoderno a lo moderno, del agrarismo a la industria, de las naciones nacientes a los estados corporativos”.

La extraordinaria capacidad de soportar el calor y la superioridad frente a la “otra” ciudad que le disputa el protagonismo estatal, son solo dos espíritus de ciudad referentes a Hermosillo que circulan por Internet a través de los memes pero, como lo advierte Gaby Rodríguez, es temprano para saber si tales mezclas de valores pueden considerarse dominantes, por lo cual se antoja ver qué otros rasgos identitarios del orgullo hermosillense se engendran, mutan o se mantienen y circulan ahora mismo en la red.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Oporto - Vila Real

Oporto nombre de vino y ciudad. El alcohol corre por las venas de quien lo bebe, y mis piernas por esta urbe que en portugués significa “puerto” pero no me deja zarpar. A qué sabrá el Oporto, es lo que menos pienso mientras subo y bajo calles empinadas de piedra en busca de la estación de autobuses. Tengo prisa, no miedo. Bien podría quedarme a vivir un año en este lugar de rostros afables. Hombres maduros y morenos detrás de gruesos bigotes negros se detienen cuando les pido ayuda para encontrar Rodonorte, me dicen “Primeira direita, segunda esquerda”, se esmeran en hacerse entender. Pero al quinto intento me rindo. Regreso mentalmente  a mi punto de partida, la estación del Metro y repaso las instrucciones en mi libreta, pero no logro dar con el lugar. Qué fácil sería todo si trajera un celular o cualquier otro dispositivo pero hace tiempo dejé de creer en los hubieras y si no encuentro la estación de autobuses deberé inventarme una porque se está haciendo tarde y alguien me espera.…

De paso por Granada

Granada es la encarnación del mundo árabe que hasta hoy solo habitaba mi mente. Minutos después del tren asciendo por los callejones cada vez más angostos del emblemático barrio del Albaicín entre fachadas que casi se besan y conforman túneles con caminos de piedra y techos de firmamento.
Qué pronto se esfuman los madrileños bares de tapas y cañas dejando su lugar a teterías y reposterías estilo marroquí. Poco tarda mi memoria olfativa en cambiar la esencia de tortilla española, bocadillo de calamar y jamón serrano por el olor a tés y almendras, pistacho, avellana y miel.
Comienzo a familiarizarme con el alfabeto árabe cuando en los comercios ocurre la competencia de precios y estilos en babuchas (esos zapatos que parecieran pantuflas), pantalones tipo “Aladino”, lámparas con diseños de rombos y juegos de vasos para el té. Siento la urgencia de llevarme una infusión de “Mil y una noches” y otra de “Noches de granada”. La ronda de compras concluye con un pergamino que tiene un poema en …

De blogs, mujer y empoderamiento en el Foro “Sonora Bloggers” 2015

Trastocar pautas culturales tan arraigadas como el sexismo y la xenofobia, aplacar el miedo en todas sus versiones, contar y compartir historias, fueron algunas coincidencias que emergieron del Foro “Sonora Bloggers” 2015, un evento que conjuntó a blogueras y usuarias de redes sociales tan variadas en intereses como en edades y campos profesionales.
En sus conferencias, la escritora María Antonieta Mendívil, y las periodistas feministas Elsa Lever y Silvia Núñez, exhortaron, respectivamente, a resquebrajar los marcos sociales tradicionales, empoderarse a través de las tecnologías de la comunicación y trabajar por mejorar la condición social de la mujer.
Mendívil analizó las características de los blogs en tanto diarios personales, medios periodísticos alternativos y canales para quienes quieren proyectar su identidad individual en el entorno global, aunque también advirtió:
“Debemos tener una respuesta coherente a este paradigma, no podemos comunicar de manera abierta al mundo nuestra i…