lunes, 5 de diciembre de 2011

Nepomuceno y Marisela

El asesinato de Nepomuceno Moreno en Hermosillo, activista del Movimiento por la Paz, que se dedicaba a investigar el asesinato de su hijo, me hizo recordar a Marisela Escobedo. Aquella activista que en diciembre del año pasado fue asesinada frente al palacio de gobierno de Chihuahua, luego de colocar una manta donde exigía al gobernador moverse para resolver el asesinato de su hija Rubí.
La escena donde un sujeto abandona el lugar tras disparar a Marisela, y el cuerpo de ésta tirado ahí, en vía pública, mientras la vida de los carros seguía alrededor, quedó inmortalizado en un video que mucho circuló por la red. Una serie de imágenes enchina la piel. Ahora con Nepomuceno, confirmo para mí que la violencia cotidiana no está tan lejos de Sonora como han dicho las autoridades. Pero esa idea no es novedad. Lo que nunca hubiera nunca imaginado es que clamar justicia por tu propia sangre en México pudiera convertirse en tu condena de muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué historias contarán mis huesos? Sobre una charla de antropología física en Sonora

  Osamenta de "Oqui Ochoa". Fotografía proporcionada por el INAH-Sonora. Patricia Hernández Espinoza va a contarno...